(Nota de Prensa; Bucaneros Futsal).- La Maquinita Naranja no solamente deja el corazón en la cancha, sino que toma su tiempo para compartir clínicas con los distintos niños del Estado Vargas.

En el día de ayer, las categorías Sub18 y Sub20, quienes el viernes culminaron su participación en la temporada regular del torneo juvenil, tomaron su tiempo para compartir con los más jovencitos.

Un total de 20 niños de la Fundación Casa Hogar “Al Fin”, asistieron al Domo José María Vargas para compartir con los muchachos de la Sub18 y Sub20 en un día en que el futsal tomó protagonismo en sus vidas.

Presentes estuvieron la maestra Violeta Alayón y la trabajadora social Florelia Alejos de la Dirección Caraballeda, en una jornada en la que los más chiquitos de la Fundación Casa Hogar “Al Fin” compartieron con los jóvenes del futuro naranja.

El cuerpo técnico de la Maquinita Naranja también dijo presente en una jornada diferente para estos niños, que pudieron compartir en cancha con los jugadores de las distintas categorías.

Entre risas, jugadas y calentamientos típicos de un entrenamiento de futsal, la Maquinita Naranja también lo entregó todo en una jornada totalmente dedica a los más jovencitos.

La Organización Bucaneros de La Guaira no cesa en sus actividades sociales, especialmente con el Estado Vargas, región con la que está comprometida, no solo para llevar entretenimiento deportivo.

Los juveniles del futsal tomaron el día para hacer justamente esto y compartir con estos jóvenes de la Fundación Casa Hogar “Al Fin”, donde quizás haya un futuro jugador de la disciplina y hasta quizás uno que en el futuro vista los colores naranja de Bucaneros de La Guaira.

(Dirección de Comunicaciones Corporativas)