(Nota de Prensa; Bucaneros Baloncesto).- Bucaneros de La Guaira tuvo que esperar más de la cuenta por el debut de naranja de Tulio Cobos, ala-pívot que llegó al equipo para la temporada 2016.

Cobos estaba viviendo un gran momento en Argentina previo a la lesión de rodilla que lo mantuvo fuera de acción durante toda la campaña pasada, evitando su estreno con la Maquinaria Naranja.

La ausencia de Tulio Cobos fue sentida principalmente en la serie final ante Cocodrilos de Caracas, en la que un jugador de su estatura y fuerza, fue el elemento que faltó en la pintura y dominando los tableros en esa serie decisiva.

Tulio Cobos finalmente debutó en 2017 con Bucaneros de La Guaira, participando desde Liga de Américas, hasta los últimos días de la temporada regular, cuando otra lesión le impidió finalizar la campaña y jugar en postemporada.

Cobos mostró consistencia durante toda la campaña, aportando al lado ofensivo y defensivo del club, que se benefició de su juego siempre que vino de la banca o cuando estuvo de titular.

Fue pieza esencial en el grupo de criollos que esta temporada le brindó al cuerpo técnico de Bucaneros opciones desde una banca que fue reconstruida con el objetivo de triunfar.

La lesión que lo apartó del final de la temporada regular y la postemporada no fue suficiente para estropear su temporada global, en la que recibió honores como el Regreso del Año.

Para Bucaneros y Tulio Cobos haber podido beneficiarse de esta campaña es un premio al trabajo duro para volver de una lesión que le cortó el camino en uno de los mejores momentos de su carrera, pero será un impulso para que en 2018 vuelve con mayores fuerzas.

(Dirección de Comunicaciones Corporativas)