(Nota de Prensa; Bucaneras Futsal).- Bucaneros de La Guaira encara la segunda mitad de la Semifinal LSFV con un solo objetivo en mente, darle casa al Caracas FSC y meterse en la final.

Wilmar Ramírez, pívot colombiano que se estrenó con el club en la pasada serie, anotó tres goles en su segundo duelo, revela sus intenciones de juego en Venezuela.

“Es un nuevo reto personal en mi vida, vengo a jugar a un país en donde el Futsal es fuerte, todos los días aprendo de mis compañeros, cuerpo técnico, me vengo adaptando a la ciudad y el clima, mi debut se dio con un sin sabor, pero en el segundo duelo cambió y pudimos ganar” soltó Wilmar Ramírez.

El entendimiento entre los jugadores de Bucaneros con el colombiano es esencial para salir adelante.

“Cada vez me voy adaptando mejor a las condiciones que me presentan aquí, conociendo mejor a mis compañeros, yo creo que eso va a ser fundamental, entenderme con mi equipo y eso se vio en el segundo duelo”

Al jugador del vecino país se le trajo a Venezuela por la racha goleadora que mostraba en su club anterior.

“Vengo de Río Negro, tuvimos buenas presentaciones, pasamos a la fase final, en ocho partidos concreté unos once goles, por eso me trajeron y eso es lo que debo demostrar en la cancha”

Asegura que la preparación en la altura le ha ayudado a prepararse para el torneo venezolano.

“Vengo de tierra fría, aquí hace calor, pero me he sentido bien, he corrido mucho, pero sigo con las ganas de seguir corriendo, tuve buena preparación en la altura y eso me puso en condiciones para jugar aquí”

Finalmente habló de las posibilidades de Bucaneros que a tres puntos del pase a la final, aspira a grandes cosas.

“Mientras haya posibilidades seguiremos luchando, quedan muchos partidos para sumar puntas, hasta que no estemos eliminados no podemos dejar de luchar, sumando de atrás y con la ayuda de Dios se que clasificaremos” finalizó Wilmar Ramírez.

 

(Dirección de comunicaciones corporativas)